Pages Navigation Menu

Desfibriladores y formación

¿Qué es un desfibrilador externo?

El desfibrilador externo, utilizado durante la reanimación cardiopulmonar (RCP), transmite descargas eléctricas a través de electrodos colocados en el tórax del paciente. Dispone de un acumulador y de un monitor en la mayoría de los casos.

Aplicaciones del desfibrilador externo

Los desfibriladores externos se utilizan fundamentalmente para la RCP durante intervenciones de urgencia, hospitalizaciones o en quirófano.

Dada su importancia para la rápida asistencia en casos de parada cardiorrespiratoria (PCR), cada vez es más común su instalación en lugares públicos (desfibrilador externo de acceso público). Están optimizados para un acceso y uso fáciles en establecimientos abiertos al público.

Tecnologí­as

La característica principal de este tipo de desfibrilador externo es el modo de funcionamiento del procesador, que puede ser automático o y semiautomático.

Los desfibriladores automáticos efectúan el diagnóstico y emiten la descarga eléctrica directamente. Hay dos fases de uso: encendido del aparato y colocación de los electrodos.

En el caso de los semiautomáticos, el procesador efectúa el diagnóstico y el usuario activa la descarga. Por tanto, su utilización consta de 3 fases: encendido del aparato, colocación de los electrodos y descarga eléctrica.

Criterios de selección

Uno de los criterios prioritarios es la aplicación para la que van a utilizarse. Asimismo, el peso y la autonomía del desfibrilador externo son factores primordiales para los modelos de uso en laboratorio.

Otro factor importante es la gama de energía de desfibrilación, que normalmente está comprendida entre 0 y 360J.

si quiere saber más AQUÍ

Categorías